domingo, 1 de abril de 2012

Mi viaje a Londres (3ª parte)

Nuestro tercer dia, sorprendentemente, amaneció soleado en la ciudad de la lluvia. Nos decidimos por la ruta de "las grandes atracciones", puesto que no podíamos desaprovechar el precioso dia de primavera londinense.

Así que un dia más tomamos el metro en nuestra estación, Gloucester Road, y buscamos la línea correcta para llegar al Buckingahm Palace. 
Después de hacer mil fotos desde todas las perspectivas posibles, nos dimos cuenta que había un cartel que nos avisaba de que ese dia no habría cambio de guardia...nuestro gozo en un pozo!!! Aún así, lo intentaríamos al dia siguiente.


Bueno, no me importó mucho, ya que la reina no estaba y mejor seria volver otro dia para ver si almorzábamos juntas...


Atravesamos St. James´s Park con dirección a Westminster, pero, supongo que como le pasa a la mayoría de los turistas que visitan Londres y sus parques, fuimos abducidos por las ardillas que saltaban de los arboles y los patos, ocas, y hasta pelícanos buscando el almuerzo de los turistas. Estuvimos un buen rato haciendo fotos a la fauna que habitaba St. James's.





Cuando logramos deshacernos del hechizo y atravesar por completo St. James's, llegamos a la explanada de Horse Guards, donde la Caballeria Real, escolta de la de la reina en actos oficiales estaba preparada para su pintoresca ceremonia diaria. Y casí llegábamos tarde!!! Nos perdemos el cambio de Guardia del Buckingham y también este?? No puede ser!!! Después del sprint cogimos posiciones para unas buenas fotos y hasta un buen vídeo. Curioso como poco!!



video

Continuamos por Parliament Street y al girar a la izquierda nos encontramos con la foto típica por exceléncia de Londres: la cabina telefónica roja con el Big Ben detrás!!! Quién ha ido a Londres y no la tiene???
Estuvimos rondando por allí lo que quedaba de mañana. Big Ben, Parlamento, London Eye y Abadía de Westminster. Comimos en los jardines del Parlamento, con el Támesis ante nosotros.


Lo que quedaba de sol, decidimos pasarlo en Hyde Park. Esta vez las ardillas se aliaron con cisnes, ocas y animales voladores. Nos hubiera encantado tener a Elvis con nosotros esa tarde.




Después de la merendola londinense (muffins de chocolate y black coffee como los londinenses de verdad), el sol habia desaparecido. Decidimos irnos hasta Nothing Hill a ver que tal estaba Porotobello Road a esas horas. Gran error!! Puesto que las tiendas estaban cerradas y parecía que era de madrugada a las 19´00 de la tarde. Tendríamos que volver por la mañana... Conclusión: en Londres cuando el sol de va, solo puedes tomar cerveza...






Para nosotros había sido un dia muy largo...Sin cerveza nos fuimos hacía Gloucester Road.

No hay comentarios:

Publicar un comentario